Saltar al contenido
Espejos de pared decorativos

Decorar con espejos pequeños

Decorar con espejos pequeños

Cómo decorar con espejos pequeños

Los espejos se pueden encontrar en diferentes tamaños para que se adapten al espacio del que uno disponga. Si la pared donde se quiere colocar es grande, se puede aprovechar y colocar un espejo de mayor tamaño. Pero decorar pared con espejos pequeños también puede resultar divertido y conseguir una decoración fluida y atractiva.

Siempre es mejor colocar los espejos en una pared que de frente a una ventana para que refleje la luz y poder disfrutar de una iluminación natural dentro de la habitación. Decorar con espejos pequeños es muy fácil y se pueden conseguir diferentes combinaciones que pueden resultar muy atrayentes.

La colocación de los espejos

Una de las paredes que se suele usar para colocar, por ejemplo cuadros, es la que se encuentra Cómo decorar con espejos pequeñosjusto detrás del sofá. Quizá sea momento de cambiar los cuadros por varios espejos pequeños. Dependiendo del tipo de decoración se pueden poner diferentes tipos de espejo. En caso de una decoración moderna, se pueden encontrar muchos diseños divertidos y originales aunque, si no se quiere arriesgar mucho, unos espejos con bordes redondos pueden ser la solución.

En una zona donde se hayan colocado varios cuadros de tamaño más pequeño, se puede decorar pared con espejos pequeños entremezclándolos con los cuadros. Al reflejar la luz los cuadros recibirán una iluminación muy especial.

Aunque los espejos sean pequeños, tampoco es necesario colgar muchos sobre la pared. Montar un pequeño mosaico con algunos espejos sobre una mesa o el suelo, antes de colgarlos en la pared, es una manera de que resulte más sencillo hacerse una idea de lo que se quiere, después solo hay que colocarlo en el orden en que se ha planteado antes de colgarlos. Los espejos con formas geométricas son tendencia, decorar con varios de estos objetos puede conseguir un estilo de decoración más moderno y con un toque gracioso.